lunes, 31 de enero de 2011


Esta mujer sin duda no espera a nadie. Sentada bajo una palmera contempla la monotonía de la playa con sus gafas de sol inútiles.

El sol no ha salido en todo el día como indica su ropa de abrigo.

No hay comentarios: